Cómo efectuar el reparto de sus pertenencias

Si han estado casados deberán distribuirse los bienes y deudas existentes a fecha de registro de la demanda de divorcio ante el juzgado de primera instancia. La separación de bienes puede efectuarse voluntariamente si los cónyuges pactan la manera de repartirse los bienes comunes. En ese caso, se resolverá con un acuerdo de separación de bienes que debe ir firmado por ambos.

En caso de relación de pareja de hecho, la vivienda y los enseres domésticos se dividirán en la medida y el valor al que ascendían a fecha de terminación de la relación de convivencia.

De no ser capaces de alcanzar un acuerdo en cuanto a la repartición de los bienes comunes, solo queda que uno de ustedes solicite la designación de un liquidador de gananciales al juzgado de primera instancia que les corresponda. La documentación de solicitud puede imprimirse en el sitio web de su juzgado de primera instancia a través de domstol.se. También encontrará aquí el servicio de pago para su tasa de solicitud.

El juzgado de primera instancia nombrará como liquidador de gananciales a un abogado, el cual convocará a las partes para que den cuenta de sus bienes y deudas respectivos. A continuación se adoptará una resolución relativa a la separación de bienes, que puede apelarse ante el juzgado de primera instancia en el plazo de cuatro semanas si alguno de ustedes no está satisfecho con ella.

En caso de fallecer un cónyuge, se efectuará primero una separación de los bienes comunes a fecha del deceso y, seguidamente, un inventario de la parte del fallecido. Más información sobre herencia y testamento aquí.