Proteja a sus seres queridos

Cuando alguien cercano fallece surgen muchos asuntos que tratar. Los parientes han de ser informados del deceso y debe prepararse el funeral al tiempo que tiene que gestionar su propio dolor. A ello se unen luego todos los trámites relacionados con la economía del fallecido y la elaboración de un inventario de bienes.

Cuando alguien fallece se genera una testamentaría o sucesión. Esta es propiedad conjunta de los acreedores de la sucesión, los cuales deben decidir consensuadamente al respecto.

Si el fallecido estaba casado, se efectuará primero una separación de bienes y, a continuación, se redactará un inventario de bienes sobre la parte del patrimonio del difunto.

En caso de existir un testamento, no es inusual que surjan disputas acerca de su interpretación.

Si los acreedores llegan a un acuerdo, la sucesión se resolverá tras la distribución de los bienes a través de una partición de herencia.

Estamos a su disposición para ayudarle en la elaboración de inventarios de bienes y particiones de herencia. También le brindamos asesoría legal en todo lo relacionado con herencias y testamentos. Asimismo, podemos asistirle como acreedor de la sucesión en los conflictos relativos con la testamentaría.

Si un testamento presenta deficiencias, podemos interponer una reclamación ante el juzgado.

Le ayudaremos a elaborar un testamento adecuadamente redactado para salvaguardar a sus seres queridos.

Hallará más consejos de utilidad en efterlevandeguiden.se, una colaboración institucional con la que se pretende facilitar la labor a aquellos que han perdido a una persona cercana.