Una compensación en caso de salir perjudicado

Las personas pueden infligirle daños o pérdidas de muchas maneras. ¿Ha sufrido un perjuicio debido a la negligencia o descuido de alguien, incluso por su mala voluntad? En ese caso, dicha persona deberá indemnizarle. La indemnización debe restituirle a la misma situación que si el daño no se hubiera producido.

Para poder obtener una compensación debe existir una clara correlación entre la actuación del causante y el daño sufrido por usted. Además, corresponde a la persona afectada demostrar la existencia de dicho vínculo. El perjudicado ha de ser capaz de probar quién ha provocado el daño, la negligencia en la actuación de este y también el valor del perjuicio ocasionado.

Si el causante del daño, a usted o a su propiedad, se niega a compensarle y no hay ningún seguro que lo cubra, podemos ayudarle a llevar su caso a los tribunales. Ello es aplicable tanto a las lesiones personales como a los daños a la propiedad y financieros.