Si el empleador no paga

Su patrón debe pagar el salario y demás retribuciones estipuladas en el contrato de trabajo. Si ha recibido un salario o retribución incorrectos, puede exigirle su pago al empleador. Las reclamaciones por impagos salariales pueden presentarse en el plazo de diez años desde la fecha en que debería haberse hecho efectivo el pago. Los impagos de compensaciones vacacionales pueden reclamarse durante un período de dos años.

Si su patrón se niega a pagarle el sueldo puede abandonar su puesto. En caso de que no se le abone el salario en cinco días desde la fecha de paga podrá dejar su trabajo. De ocurrir esto, es posible que tenga derecho a percibir una indemnización económica del empleador. Dicha indemnización le compensará por el sueldo que habría cobrado si el empleador no hubiera vulnerado el contrato de trabajo. Se puede aplicar una indemnización por entre seis y 32 meses en función del tiempo que lleve contratado en la empresa.

Le podemos ayudar a recuperar los impagos salariales y demás beneficios por vía judicial.