Cuando hay en juego un valor considerable

La vivienda propia suele constituir la principal inversión en la vida de uno. Los eventuales fallos, daños o conflictos con, por ejemplo, obreros, o el arrendador de la vivienda, son susceptibles de convertirse en un asunto muy caro. Puede toparse con costosas dificultades en la venta o compra de un inmueble o un apartamento en propiedad.

Tenga mucho cuidado al respecto de todos los contratos relacionados con su vivienda. Si tiene dudas, recurra a alguien para que le asista.

Encargue siempre una inspección de la vivienda antes de comprarla, recurriendo a tal fin a una persona experimentada. Al acceder o abandonar un apartamento de alquiler, haga inspeccionar este lo antes posible para evitar eventuales conflictos.

Observe una gran precaución a la hora de alquilar su vivienda. Si reside en una vivienda de alquiler deberá contar con la autorización del arrendador y, de hacerlo en un piso en propiedad, ha de obtener el permiso de la cooperativa de propietarios. Asegúrese de que el inquilino deposite una fianza por los eventuales daños e impagos de alquiler.

Pida siempre referencias antes de contratar a obreros y no pague los trabajos hasta que no hayan sido completados y verificados.

Vernia Advokatbyrå le asiste con todo tipo de litigios que puedan afectar a su vivienda. Emprendemos los contactos necesarios para tratar de alcanzar una conciliación. Ahora bien, si ello se demuestra inviable, estamos habituados a gestionar este tipo de causas ante los tribunales.